EXPLORADORES

  • Párvulos EXPLORADORES

 Exploradores

Nuestra Directora Luz Edith Díaz (fonoaudióloga) de la Universidad Iberoamericana en su trabajo diario y en su expericencia ha evidenciado que cuando los niños llegan a los 2 años son muy activos, es así como ellos buscan desprendersen un poco y ser más independientes,  pues hasta ahora habían estado la mayor parte del tiempo en los brazos de sus padres  y ahora buscan la independencia; por eso ensayan movimientos, carreras, saltan, desarrollan más fuerza, disociando los segmentos musculares (brazos, piernas). Los papás empiezan a ver que se caen con más frecuencia. En esta etapa se les llama Parvulos “exploradores”.

En cuanto al lenguaje están intentando comunicarse con palabras y dejan a un lado los gemidos o señalamientos. Habrá pequeños que usarán muchas más palabras que otros y esto  es consecuencia de la genética, pero también de su entorno.

Están en la etapa del ‘qué’ y el desarrollo del lenguaje consiste en nominar y descubrir la funcionalidad de los objetos; es decir, saber el nombre de una mesa, pero además empezarán a sentarse encima, acostarse, hasta que sepan para qué sirve.
“Todos los seres venimos con un potencial, pero podemos inhibirlo, aumentarlo o desarrollarlo en su totalidad. Un niño cuenta con todo el potencial del mundo, pero si está todo el día encerrado poco podrá desarrollar”. Eso quiere decir que, aunque el niño tenga sus necesidades básicas satisfechas y un adulto lo acompañe a diario para darle la comida, cambiarlo o acomodarlo para dormir, lo ideal es que el niño pueda relacionarse con más niños o personas diferentes a su grupo familiar que le hable todo el tiempo, porque el pequeño necesita un modelo para su aprendizaje.

“Nosotros aconsejamos seguir una actividad conocida como habla paralela, es decir, mientras el adulto realiza una actividad va hablando con el niño y explicándole qué hace”. Si el pequeño señala un carro y lo nombra, el adulto puede ofrecerle más información como “mira ese carro es rojo y es grande”.